facebook  twitter  logo issuu

Cuando Castilla-la Mancha era Al-Ándalus

Precio
Precio de venta18,00 €
Descripción

Cuando Castilla-la Mancha era Al-Ándalus

Geografía y toponimia

Juan Antonio Chavarría Vargas

Biblioteca Añil Nº 50

Prólogo de María Jesús Viguera

Esta obra concibe como una seria de calas sobre la geografía y toponímica de Castilla-la Mancha desde la perspectiva de las fuentes árabes. Su maco es, pues, la territorialidad de Al-Ándalus en las hoy nombradas tierras castellano-manchegas. Todos sus espacios provinciales se hallan representados: Toledo, por dos veces, la vasta extensión de Ciudad Real, Cuenca capital que vale por si sola, la Guadalajara serrana y alcarreña y los llanos de Albacete donde se levanta la multisecular Chinchilla. La mayoría de los trabajos aquí reunidos (los relativos a Toledo, Guadalajara y Cuenca) se insertan en los límites superiores de la Frontera o marca Media de Al-Ándalus. Sin embargo, otras zonas poseen alguna singularidad particular. Chinchilla constituía una de las poblaciones mas importantes de la kura o distrito de Tudmir (Murcia), mientras buena parte de la franja meridional montañosa de la actual provincia de Ciudad Real se integraba hasta época califal en la jurisdicción del distrito cordobés de Fahs al-nallut o “Campo de las Bellotas”. La meseta manchega, entre Sierra Morena y Toledo, solar plenamente andalusí hasta las primeras conquistas cristianas, se hallaba surcada por las principales vías o caminos que conducían a Córdoba, la capital omeya del Emirato y Califato. Territorio heterogéneo y diverso, por consiguiente, pero que tiene sentido unitario a la luz de la política territorial contemporánea, pues abarca, de norte a sur, desde la tierra de Guadalajara a las estribaciones de Sierra morena, los límites extremos de la comunidad castellano-manchega. El subtítulo de la obra (Geografía y Toponimia) objetiviza sus contenidos. Se trata de relacionar determinados ámbitos geográficos con tu toponimia patrimonial andalusí, diversa en su carácter y origen etimológico (prerromano, latino-romance, árabo-bereber). Por eso a la vez que recorre caminos geográficos de la región, se detiene en su toponimia, complementada casi siempre por datos históricos, arqueológicos, paisajísticos o urbanos, a veces incluso legendarios.

Juan Antonio Chavarría Vargas es licenciado en Filología Románica, por la Universidad de Granada y en Filología Hispánica, por la Universidad Autónoma de Madrid. Doctor en Filología Hispánica con la tesis titulada Contribución al estudio de la toponimia latino-mozárabe de la Axarquía de Málaga.

Carro de la compra

 x 
Carro vacío

Acceso usuarios registrados